Cargando
Jul 27, 2016

FISIOTERAPIA PARA LA MUJER COSMOPOLITA.

 

Aunque los dolores articulares y musculares afectan a ambos sexos, la fisiología femenina nos hace más propensas a padecerlos en ciertas etapas de la vida.

Sufrimos mayor degeneración tisular y además mantenemos pésimos hábitos como el uso de tacones y el ir demasiado “cargadas”.

En la vida de la mujer hay dos etapas cruciales en este aspecto; el embarazo y la menopausia.

Durante el embarazo además del aumento del perímetro abdominal, la musculatura y las articulaciones del cuerpo estarán en constante cambio para albergar al bebé, esto conllevará a un aumento de la curvatura lumbar que repercutirá por ende a toda la columna vertebral y probablemente dará lugar a padecer dolor lumbar, pélvico y ciático.

Desde Dabeecada promovemos el “prevenir antes que curar” por lo que recomendamos desde el principio de la gestación estiramientos suaves pero prolongados de la musculatura posterior de las piernas, lumbares, dorsales y cervicales, así como los masajes específicos para las embarazadas que pueden aliviar molestias como sobrecarga muscular, piernas cansadas/hinchadas, cefaleas y lumbalgias.

Por otro lado, la menopausia genera en un 80% de la población femenina dolores articulares causados por la temida artrosis, el problema durante esta etapa lo encontramos en la falta de actividad física adecuada.

Durante esta fase la prioridad será el prevenir las lesiones degenerativas del cartílago articular y la pérdida de densidad ósea, para ello es fundamental estimular la formación de este tejido a través de la práctica constante de actividad física. Desde nuestra consulta recomendamos el ejercicio cardiovascular moderado, ejercicios de fuerza sin sobrecargar la musculatura y stretching suave para mantener el tejido en perfecto estado.